GLOBOS DE HARINA




  • 1 taza de harina
  • Un globo, un embudo, un lápiz y pegamento.
  • Ojos adhesivos o un rotulador negro permanente. 




Comienza colocando el globo en la punta del embudo. Luego pon harina en el embudo (aproximadamente media taza) para comenzar a llenar el globo. Mientras tanto empuja la harina con un lápiz o un palito, para que entre en el globo. 



Estira cada tanto la goma del globo para que entre más harina. Si tienes a alguien que te ayude, será más fácil. Uno de ustedes sostiene el globo y va apretando la harina hacia el fondo, mientras el otro empuja la harina con el palito.


Cuando ya no puedas poner más harina, quita el globo del embudo, quítale el aire  y hazle un nudo. Cuanto más aire quites mejores caras hará el muñeco de globo.


Pon la forma como gustes y adhiere los ojos, si no tienes píntaselos con el rotulador negro permanente.
Y de esta forma tienes listo el muñeco de globo que pone caras graciosas. 

Aquí tienes otras variables. Muy divertidas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada